Yolanda Orozco, usuaria de Grupos Solidarios FUMDEC
Mujer Protagonista

“De la nada ya tengo un puñito…”

 

Yolanda Orozco, usuaria de Grupos Solidarios FUMDECYolanda Orozco inspira entusiasmo cuando habla. Esa misma actitud le ha permitido alcanzar el éxito en todo lo que hace. Es dueña de un negocio de destace de cerdos y pelibueyes. Así también se dedica a la venta de productos de belleza. Del fruto de las ganancias  está mejorando su casita,  ubicada en el barrio Sor María Romero.

Yolanda recibe financiamiento en el Grupo Solidario “Odorico de Andrea”,  a través del  Programa de Mujer Auto empleada (PMAE) de Fundación Mujer, desarrollo Económico Comunitario (FUMDEC).

“Mi casa primeramente era de zinc, de plástico, de tabla, era un marol. Yo casi no salía porque tenía miedo de que nos robaran, ahora nos sentimos más seguros, pero todavía nos hace falta.”

“Empezamos  sin  nada,  sin ni una silla, con una tablita puesta entre las piedras, ahora con las ganancias poco a poco vamos comprando mobiliario y artefactos para el hogar aunque no las compramos nuevas porque nuevas son más caras  y así tenemos nuestras cosas. Estamos saliendo adelante, eso es lo mejor…”

Yolanda esta clara que lo que van a invertir en la casa será el resultado de la ganancia.  “No es el dinero que me dan para trabajarlo, porque si invierto el dinero, de donde voy a sacar para pagar”.  Tengo que tener ese dinero trabajándolo.” Recalca Yolanda

Apoyo familiar

José Alberto Rayo y Yolanda son pareja y  padres de dos varoncitos. Él se encarga de la matanza de los animales y ella es quien distribuye la carne en las  pulperías.

“El dinero que  yo saco,  no se va de mis manos. Soy quien lo tengo… él tiene su propio salario”

José Alberto es quien se encarga de los niños cuando Yolanda sale a vender sus productos de bellezas.

Yolanda y José Alberto construyeron con sus propias manos su nueva casa. “Yo me levantaba tempranito iba a dejar a mis niños a clase y  luego ayudaba a mi marido en la construcción quebrando piedrín, jalando arena, este es un esfuerzo  de los dos.” Comenta Yolanda.

“Nos hemos sabido llevar. Hemos sabido comprendernos. Hemos sabido hablar” asegura José Alberto.

Nunca ha quedado mal

“Cuando llegue a FUMDEC era una chavala todavía…  no tenía ninguna  experiencia en  trabajo… y conforme con las charlas que me dan  en FUMDEC siento que llevo más experiencia”.

Yolanda empezó con una panadería. Como

este negocio no resultó emprendieron con el negocio de destace.

No tuve problemas porque yo le expliqué a Dorian (Promotor) que a él ( su marido) lo habían asaltado. Porque nunca he quedado mal, me he ganado la confianza… Confiaron en mi palabra… ellos me siguieron apoyando y me  han subido el crédito”.

Yolanda y dos mujeres más forman parte del grupo solidario Odorico de Andrea.  Estas señoras empezaron con un crédito de 1000 córdobas en 2005 y en la  actualidad han subido a 7000 córdobas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *