Noticias

“Las mujeres realizan el 66% del trabajo en el mundo”

La desigualdad afecta a las mujeres en el mundo de las empresas, a pesar de que tienen un “alto potencial” para aprovechar el libre comercio, dice Isabel Mejía, coordinadora de la Iniciativa de Comercio y Género del Banco Interamericano de Desarrollo, BID.

Mejía participó el mes pasado en la feria internacional LAC Flavors, en Granada, e impartió a 60 exportadoras locales e internacionales el taller Trade in Action (Comercio en Acción), para promover estrategias de negocios.

¿Qué importancia tienen las mujeres empresarias para instituciones como el BID?

Lo que pasa es que sabemos que la mayoría de las mujeres, a la hora de hacer negocios, enfrentan más barreras que las que tienen los hombres. Las mujeres tienen la carga de la familia, los hijos. Entonces, decidimos traer a 60 mujeres empresarias de la región para que compartieran sus experiencias e hicieran negocios. Porque según el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas, Pnud, las mujeres realizan el 66% del trabajo en el mundo, producen el 50% de los alimentos, pero solo reciben el 10% de las ganancias y apenas son dueñas del 1% de las propiedades. Entonces eso nos llevó a preguntarnos: ¿dónde están las mujeres exportadoras?, porque siempre en estos eventos (LAC Flavors), mirábamos una baja participación de las mujeres.

¿Qué requisitos tenían que cumplir las mujeres para participar en este encuentro?

Uno de los requisitos era que ya estuvieran exportando a Estados Unidos y Europa, y que tuvieran certificaciones de calidad. A esas mujeres les trajimos a técnicos de Estados Unidos, expertos en técnicas de negociación y en posicionamiento de marcas, y para eso contamos con la ayuda de una consultora que es la presidenta del centro de instrucción más grande de Estados Unidos, para que les enseñara cómo entrar al mercado de Estados Unidos y cómo negociar con estos compradores.

¿Cuántas mujeres empresarias participaron en el taller?

Este fue el taller en el que hemos tenido la mayor participación de mujeres, tuvo una gran acogida, ya que de las 250 aplicaciones, escogimos 60 empresas, pero no solo de Nicaragua, aquí hay empresas chilenas, colombianas, peruanas y de todo Centroamérica, y es la primera vez que la feria tiene una participación femenina tan efectiva.

¿Ustedes sienten que ha venido incrementándose la participación de las mujeres en el comercio mundial?

Si comparamos a Latinoamérica con otras regiones como África, por ejemplo, consideramos que sí hemos avanzado, sin embargo, el comercio lo siguen dominando los hombres, pero desde 2010 el BID lanzó su política de género, que entre otras cosas busca promover el comercio inclusivo, porque si los países se dieran cuenta de que tienen un potencial perdido, tienen el 50% de su población que no está aprovechando al máximo ese potencial y eso es lo que buscamos, que estas mujeres aprovechen las oportunidades del comercio exterior. Eso sería muy bueno en términos económicos y sociales para América Latina.

¿Cuáles son los principales obstáculos que impiden la integración de las mujeres al comercio?

El acceso al financiamiento. Las mujeres tienen menos acceso al financiamiento, tienen más responsabilidades, tienen que balancear su vida personal con su empresa y eso genera grandes desafíos, porque muchas veces el día no alcanza. Muchas veces la familia termina siendo la prioridad para estas mujeres.

¿Qué pasa cuando una mujer logra vencer esas barreras?

Cuando la mujer logra sobrepasar esas barreras, los resultados son enormes, porque no solo es el cambio en una persona, la mujer es un agente de cambio en la sociedad y tiene un impacto en toda la familia, los hijos reciben mejor educación, mejor alimentación y los empleados de la empresa tienen mayores beneficios.

¿En cuáles sectores de la economía sobresalen las mujeres?

En manufactura, servicios profesionales, porque tienen una vocación de servicio al cliente y la agricultura. La industria de servicios profesionales emplea a un gran porcentaje de mujeres.

¿Cuál es la principal fortaleza que tienen las mujeres empresarias?

Tenacidad y perseverancia. Son mujeres que muchas de ellas han llegado a tener su propia empresa no porque quieran independizarse, sino por la necesidad. Tienen perseverancia y disciplina y una vocación muy grande por sacar a sus empresas adelante.

¿Con qué otros proyectos cuenta el BID para apoyar a las mujeres?

Tenemos otras líneas de trabajo, entre ellos un proyecto muy grande que es apoyado por una ONG, que tiene presencia en varios países del mundo. Ellos conectan a las mujeres dueñas de empresas con grandes proveedores mundiales como Walmart y Coca Cola. También estamos con un proyecto en Chile, Perú y Costa Rica y en el Cusco (Perú) tenemos a 400 empresarias, artesanas, que les estamos ayudando a exportar sus productos a Estados Unidos.

¿En Nicaragua existen muchos artesanos, no piensan hacer algo parecido con los artesanos nacionales?

Estamos hablando con ProNicaragua para ver en qué podemos apoyarlas, ya que no hay ninguna agencia de la región que tenga un programa diseñado para las mujeres, esperamos que con Nicaragua podamos apoyar al Gobierno a fomentar una política de comercio inclusivo, ya que este es un tema muy importante que tiene que ver con un segmento de la población que podría generar ingresos y no está haciendo.

 

¿Quién es?

Isabel Mejía es una abogada colombiana que llegó al Banco Interamericano de Desarrollo, BID, hace cuatro años y desde hace un año trabaja el tema de género y comercio.
Posee una maestría en Leyes de la Universidad de New York. Ha manejado varios programas de promoción de exportaciones en apoyo de las mujeres, sobre todo dueñas de Pymes.

http://www.elnuevodiario.com.ni/economia/293645-mujeres-realizan-66-del-mundo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *