Emprendedoras

Tomates bajo el cuidado de ocho

Parte del consorcio de mujeres del invernadero hidropónico

En la Comunidad  El Charcón Número Dos, el proyecto de producción de tomates bajo invernadero y con la técnica  de cultivo hidropónico  del  consorcio de 8 mujeres emprendedoras; está dando de qué hablar en todo el municipio de Pantasma.

Recientemente sacaron su primera cosecha de tomates. Las mujeres están emocionadas. Luego de 10 meses de haber iniciado el proyecto, sorteando dificultades, al fin, están logrando los frutos de su trabajo.

Los cultivos hidropónicos son aquellos que no se plantan sobre suelo, sino sobre arenilla o piedra y los nutrientes que reciben es por medio de soluciones minerales, permitiendo de esta manera cultivar en espacios reducidos.

Este proyecto fue asistido por el Programa de Emprendedoras Rurales (PER) en lo referente a la formulación del plan de negocios y contó con el apoyo financiero del Gobierno de las   Islas Ballears  e intermon Oxfam, ahora Oxfam.

El boletín Mujer Rural viajó hasta Pantasma para platicar con Blanca Estela Herrera y Damaris Ríos Hernández, jóvenes que forman parte del consorcio, para que nos cuenten sus experiencias e impresiones sobre este proyecto.

¿De dónde nace la idea de este proyecto?

Blanca: De este hidropónico no sabíamos nada. Nosotras propusimos a FUMDEC una pollera o una panadería y nos dijeron que no había financiamiento para esos proyectos.

Al principio no estábamos muy animadas, pero hicimos un viaje a la  comunidad de la Florida en Matagalpa, donde  hay un invernadero de tomates hidropónicos. Vimos que la experiencia era bonita pero para ellas realizar las actividades era un poco incómodo porque  estaban en un guindo, en cambio nosotras estamos en la gloria, porque tenemos la carretera y el agua cerca.  Si pudieron ellas,  nosotras también. Por eso nos decidimos a realizarlo.

¿Cómo se organiza el grupo de mujeres para trabajar en hidropónico?.

Damaris: Nos ponemos todas de acuerdo. Por lo menos si vamos a llenar los tanques, nos convocamos todas,  Por lo menos sabemos los días que se acaba el agua, entonces vamos a llenar a la quebrada todas juntas los tanques.

¿Qué opinan sus parejas de esta actividad?

Blanca: al principio ellos  nos decían que no trabajáramos en esto porque creían  que era muy pesado para nosotras. Pero así de rato en rato trabajamos y lo hemos logrado tener.

Ellos están comprendiendo con el tiempo que lo que nosotras vayamos teniendo de ganancia nos va a servir a toda la familia.

¿Resulta fácil o difícil poder coordinarse para realizar los pagos del financiamiento del Hidropónico?

Blanca:  Desde que iniciamos a trabajar comenzamos bien las ocho.  Hasta hoy  nadie se ha peleado.  En cuanto al pago de las cuentas, ya todas sabemos  que lo que nosotras vayamos recogiendo, todas tenemos el deber de pagar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *