Audio & Video

Una debe hablar con autoridad, para no vivir de esclava

 

“Cuando yo le expliqué a él, aunque enojada todo el seminario que había pasado, y las leyes que habían para los hombres que eran violentos, ese día fue un gran escándalo pero valió la pena tener ese escándalo con él, porque desde ese  día él cambió.”

Martha Francisca Castro Cruz es originaria del municipio de  Mulukukú, de la región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN). Conocimos su historia a través de la Escuela de Lideresas  que impulsó Fundación Mujer y Desarrollo Económico Comunitario  (FUMDEC) y Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE),  de octubre a diciembre de 2014.

Martha Francisca es lideresa en su comunidad Sarawás y del municipio de Mulukukú. Es la presidenta de una Organización de mujeres y  líder comunitaria, forma parte del comité de Desarrollo Municipal  y  del Comité de Agua y Saneamiento.

Para destacarse en su comunidad y ser reconocida, su camino fue difícil. En este testimonio contamos como el conocer la ley 779 y redescubrir el mundo a través de los lentes de género, permitió cambios transcendentales en su relación de pareja y con la comunidad:

“Para mí era prohibido salir en las reuniones,  participar en alguna actividad, porque mi marido era… es todavía un hombre muy violento, pero se  ha compuesto un poco.

Escondida de él yo pasé un seminario de la Ley 779.  Como trabajadora de la Alcaldía yo pasé un seminario de administración Municipal y de litigación, entonces él me decía: ¿qué es lo vas a hacer? Porque el sospechaba  de esas reuniones por eso él a mí no me daba ni un córdoba. Entonces a mí me ayudaron las mujeres para que  fuera al seminario. Pasé el seminario y él siempre me gritaba y yo trataba de hacer lo mejor para que él no se sintiera mal y se quedara tranquilo en la casa, pero el siempre, seguía con sus cosas, entonces yo le dije: – yo estoy clausurando un seminario y no crea que yo soy la misma-, yo le tuve que hablar fuerte a mi marido, a pesar de que soy cristiana, pero era demasiado la violencia en la casa, cuando él  se enojaba me quebraba los platos,  me trataba, me amenazaba. Ahora ya no soy la misma, soy otra, tengo gente que me apoya, ahora soy más reconocida, porque siempre me ha gustado trabajar para la comunidad, Cuando yo le expliqué a él, aunque enojada, todo el seminario que había pasado, y las leyes que había para los hombres que eran violentos, ese día fue un gran escándalo pero valió la pena tener ese escándalo con él, porque desde ese  día él cambió. El me tiene como miedito ahora, y el no compraba lo que era económico de la casa. Todo me tocaba sólo a mí y ahora él lo compra. Y no me ayudaba en un trabajo o labor en la casa y él ahora me ayuda.

Hay veces, las personas,  prestan la atención de hablarles moderadamente, pero en algunas ocasiones una debe hablar con autoridad, porque si una no habla así, va a vivir de esclavo, va a vivir en la misma situación.  Él a mi me decía cuidado vos, te  andas “ajuntando” con la Cristina, ustedes saben, que la Cristina es la de la Comisaría de Mulukukú y con la Cristiana somos dos que trabajamos mano a mano, y eso él no lo sabía,  y ese día lo logró saber. Ese día, yo sentí coraje y el cambio de él, también.

Antes yo caminaba corriendo, para que no me agarrara la noche. Yo ahora le digo, la Alcaldía me eligió como líder que soy de la comunidad y del municipio para que yo vaya a un seminario, y voy a ir, entonces él me dice, -pues si estás lista que vas a ir, andate, pero yo no tengo reales- Yo tengo como ir- le digo.

El sentir empoderarme, no sólo me ha servido a mí. Las mujeres llegan y me preguntan a mí, cierto que usted trabaja (con las mujeres que sufren violencia), cuando mi esposo, ó el compañero nos esté dando mala vida, nosotras la llamamos por teléfono a usted, para que  llegue a la casa,  hable con él o mire  qué vamos a hacer. Entonces en mi comunidad, gracias a Dios, eso ha sido una mejoría para las mujeres.”

En diciembre de 2014, Martha Francisca se formó en la Escuela de Lideresas que dirije FUMDEC, en donde fortaleció sus habilidades de liderazgo. A continuación un video donde nos cuenta su experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *